El presidente municipal asegura que respetará la libertad de expresión, aunque no busquen el diálogo o la transformación positiva del entorno