Reino Unido prohibirá los vehículos de gasolina y diesel en 2035.

El gobierno británico ha decidido adelantar la prohibición de venta de vehículos con motor de gasolina y diesel. El veto incluye también a autos híbridos que combinan motor de combustión y una batería eléctrica.

“No existe mayor responsabilidad que la de proteger nuestro planeta, ni misión que un Reino Unido global no esté más orgulloso de acometer. 2020 será el año en que demos la vuelta a la marea del cambio climático. Será el año en que elijamos finalmente un futuro más limpio y más verde para todos”, dijo Boris Johnson, primer ministro.

Downing Street admitió que todavía será necesario analizar la medida con la industria automovilística y escuchar sus aportaciones. “Los fabricantes se están gastando miles de millones en desarrollar híbridos con tecnología punta que ya suponen un grado cero de emisiones en muchos trayectos, y el Gobierno pretende prohibirlos también. La medida puede resultar contraproducente, porque convencerá a muchos conductores para que mantengan sus actuales vehículos más contaminantes en vez de comprar una alternativa nueva”, ha dicho Edmund King, presidente de la Asociación de Automovilistas del Reino Unido.

La Comisión Europea, en el diseño normativo contra el cambio climático que tiene sobre la mesa, fijó el 2040 como el fin para la venta de coches nuevos de combustión.