Policías con armas de alto calibre ingresan a gimnasio para clausurarlo.

Policías municipales irrumpieron, con armas largas, en el gimnasio Alcatraz, de la avenida Tecnológico.

“Queremos trabajar, queremos trabajar”, es la exigencia que tienen los dueños e instructores de gimnasios locales, quienes se manifiestan afuera de Alcatraz Gym de las avenidas Ejército Nacional y Tecnológico.

La postura de los dueños de los gimnasios es que les permitan abrir cumpliendo las disposiciones sanitarias y con un aforo del 30 por ciento.

Justo a las 9:30 horas, media docena de agentes, guiados por inspectores de la Comisión Estatal Contra Riesgos Sanitarios (Coespris), penetraron al lugar para ordenar la clausura del negocio. Cristopher Ramírez, representante de Alcatraz Gym, pidió el desalojo de los policías municipales. El motivo fue que invadieron las áreas donde se ubican las diversas máquinas para realizar ejercicio.

El momento le provocó un susto a una joven y un anciano que manipulaban los aparatos.