Asombra a migrantes el frío y la nieve en Ciudad Juárez

“Hace demasiado frío, pero es la primera vez que estoy en un lugar nevado, es la vez que más frío he sentido”, expresó Pedro Tamayo, uno de los 80 migrantes que actualmente se alojan en el Albergue El Buen Samaritano.

Para algunos migrantes, esta nevada representó la ilusión de conocer la nieve por primera vez, pues en sus lugares de origen, normalmente hay temperaturas cálidas, con inviernos cortos.

Tal lo contó Pedro, proveniente de La Habana, Cuba, a quien le ha costado mucho adaptarse al clima que se vive en la frontera de Ciudad Juárez, sobretodo, en estos últimos días que la temperatura llegó hasta los -9 grados centígrados.

Dijo que el clima le ha descompensado hasta su salud, por lo que está sometido a diversos tratamientos.

Raul Estrada, proveniente de Honduras, dijo que este va a ser ya su segundo año en la frontera, por lo que también, le tocó la nevada del año pasado, sin embargo, sigue sin adaptarse.

Una chamarra doble, gorro y guantes, le han ayudado a mitigar un poco las temperaturas, pues además, argumentó que en el albergue no se siente tanto frío.

Juan Fierro, director del albergue El Buen Samaritano, dijo que muchos de los migrantes habían recibido la nieve con gran ilusión, pues para algunos, esta era la primera vez que veían un paisaje así de blanco.

Y debido a que la mayoría de ellos no están acostumbrados a estas temperaturas, se les ha tratado de mantener lo más resguardados posible.

El pastor Fierro, comentó que hasta el momento, el clima dentro del albergue no ha sido un problema, pues se cuenta con algunos mini split, los cuales hacen más cálida la estancia, además que cuentan con muchas cobijas, dijo.

Platicó que, solo esta mañana fue cuando más sintieron el frío y fue debido al apagón que se dio en toda la ciudad, pues fue imposible encender los mini-split.