Avión presidencial cumple 3 años sin poder venderse, sin usarse y sumando costos

Una de las propuestas más relevantes que promovía en campaña el actual presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, era la venta del avión presidencial. Hasta el momento se cumplen 3 años sin que esta propuesta logre ser concretada.

Se ha intentado atraer empresarios, ejecutivos de empresas e incluso se realizó una rifa donde se incentivó a millones de mexicanos, sin embargo el Boeing 787 sigue almacenado.

La aeronave fue adquirida durante la administración de Felipe Calderón por un monto de 218 millones de pesos y fue utilizada principalmente por Enrique Peña Nieto.

Uno de los principales argumentos sobre la imposibilidad de venderlo es porque la aeronave, que originalmente tiene capacidad para transportar 300 pasajeros, está configurada para 80 personas como máximo. Además cuenta con diversos lujos, como una suite presidencial con baño privado.

En julio de 2020, López Obrador, informó sobre una oferta por 120 millones de dólares en efectivo e insumos médicos a cambio de la aeronave. No añadiendo explicaciones sobre el seguimiento de la oferta en fechas posteriores.

Actualmente el avión se encuentra en el Hangar de la Fuerza Aérea Mexicana, donde la SEDENA le brinda el mantenimiento requerido. Se estima que de 2020 a 2027 el gobierno deberá pagar un monto aproximado de 3 mil millones de pesos por conceptos de pagos de Capital, IVA e intereses.