Se cumplen 5 años desde la visita del Papa Francisco a la ciudad

Hace un lustro, el Papa Francisco visitó las tierras mexicanas ofreciendo varias misas en diversas ciudades del país: Ciudad de México, Ecatepec, San Cristóbal de las Casas, Tuxtla Gutiérrez, Morelia y por último en Ciudad Juárez.

Fue en nuestra ciudad donde se despidió del pueblo mexicano, en una ceremonia a la que asistieron el entonces presidente Enrique Peña Nieto, César Duarte y otros integrantes de sus gabinetes.

El 17 de febrero del 2016 realizó varios eventos en Cd. Juárez:

En primera instancia, ofreció una misa en el Centro de Readaptación Social Número 3, donde alentó a los reos a que sean partícipes en la sociedad para lograr un cambio, evitando más exclusión pues el problema de seguridad no se resuelve solamente encarcelando.

“Hablen con los suyos, cuenten su experiencia, ayuden a frenar el círculo de la violencia y la exclusión. Quien experimentó el ‘infierno’ puede volverse un profeta para que esta sociedad no siga cobrándose víctimas”. – Papa Francisco

La segunda actividad realizada fue una reunión con trabajadores y empresarios en el Colegio de Bachilleres, donde expresó que la mejor inversión que se puede realizar para mejorar la ciudad era en la gente, creando oportunidades, sobre todo para los jóvenes. Alentó a los empresarios a evitar técnicas de esclavismo moderno y mejorar las condiciones para un trabajo digno.

Después de ello, se dirigió a La Cruz Migrante, ubicada en el área del Chamizal, donde ofreció su bendición a gente que desde el otro lado de la frontera lo estaba observando. Ahí tocó uno de los temas que hasta el día de hoy sigue en la discusión púbica; la migración. Sentenció que no podemos olvidar las crisis humanitarias que han provocado la migración forzada. Llamó a ponerle nombre y rostro a la situación.

En su visita a la ciudad el papa Francisco tocó varios temas que permanecieron en el debate público incluso en este año, entre los que causaron más polémica fue una frase dirigida para el entonces candidato a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump: “Quien levanta muros, no es cristiano”.

El pasado 14 de febrero se ofreció una misa para conmemorar la visita del sumo pontífice, pues sin duda su llegada a la ciudad fue uno de los eventos que marcó el camino de resiliencia que sigue llevando la ciudad desde la década pasada.