Rescatan en Ciudad Juárez a 63 migrantes centroamericanos que estaban secuestrados

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal rescataron a 63 migrantes extranjeros que se encontraban encerrados dentro de una casa de seguridad por parte de una banda de polleros ubicada en la colonia Paula, luego de recibir una llamada de alerta al teléfono 911.

La dependencia informa que en lo que va del año han rescatado mil 579 migrantes que estaban en condiciones deplorables e inhumadas en las casas de seguridad de las bandas de polleros.

En la intervención realizada esta mañana, luego de recibir al menos dos llamadas de auxilio al número de emergencia, llegaron a una casa que se encuentra en las calles Lago de Pátzcuaro y Armando Castillo del fraccionamiento Paula, donde encontraron a los migrantes.

Al verificar que eran extranjeros se solicitó ayuda de varias unidades para trasladar a 43 guatemaltecos, 14 salvadoreños y seis hondureños, quienes primero fueron atendidos con medicina y agua potable y médicos que revisaron las condiciones de salud de cada uno.

Los ahora detenidos indicaron que se encontraban en dicha vivienda ya que habían pagado una fuerte cantidad de dinero para ser internados de manera ilegal a los Estados Unidos y que llevaban varios días sin ser atendidos por los polleros.

Todos fueron canalizados al Gimnasio Municipal “Kiki Romero”, ubicado en el cruce de la Avenida de Los Aztecas y Codorniz, en la colonia Granjas de Chapultepec, habilitado como albergue para migrantes en donde se les brindó todo el apoyo humanitario que comprende alimentos, servicios médicos, jurídicos, entre otros.

En la organización de la sociedad civil Mesa de Seguridad y Justicia, asì como el titular de Derechos Humanos del Municipio coincidieron en que es muy difícil que las autoridades estatales y federales puedan dar seguimiento a los migrantes que se encuentran en la ciudad esperando cruzar a Estados Unidos ya que llegan de manera clandestina y los esconden.

El presidente de la Mesa de Seguridad y Justicia, Guillermo Asiain, advirtió que el gobierno federal tiene que atender este llamado porque de lo contrario la crisis se puede convertir en una masacre de migrantes, ya que éstos se encuentran retenidos.

En los dos últimos meses, por medio de denuncias anónimas, la policía municipal ha liberado a migrantes en manos de “polleros”, los cuales cobran entre dos y siete mil 500 por personas.