La reforma electoral de Corral está en manos del PRI

En una votación calificada como polémica, el diputado priista Omar Bazán fue electo como presidente de las comisiones unidas que analizarán la reforma electoral de Javier Corral, que entre otras cosas incluye elecciones primarias y una segunda vuelta en caso de empate técnico.

La propuesta original tenía al diputado panista Miguel Latorre como presidente de las comisiones y a Bazán como secretario; sin embargo, la votación quedó empatada 6 votos a 6. En una segunda vuelta -y tras la llegada de Rubén Aguilar, diputado del PT- en la que se invirtieron los roles de los candidatos, el resultado fue de 7-6.

Debido al resultado, el senador Gustavo Madero (también del PAN) aseguró que tanto el PRI como Morena están en contra de abrir las elecciones a los ciudadanos y quieren mantener el control electoral en los partidos.

Sin embargo, los detractores de la reforma electoral acusan que la medida busca que el Estado intervenga en los procesos electorales de los partidos. También aseguran que un proceso con múltiples rondas elevaría innecesariamente los costos.

Analistas coinciden en que una reforma de este tipo podría ayudar a revalorar el papel de los partidos en la política, aunque por haberla propuesto en un momento de contingencia sanitaria por la pandemia mundial de Covid-19, la propuesta de reforma “llego a destiempo”.